652 09 31 28

Blog de terapia a domicilio

Con este blog, se pretenden tratar temas que preocupan a pacientes y a sus familiares, de forma sencilla y clara; tiene la intención de ser lo más interactivo posible, donde las personas puedan proponer mediante dudas o sugerencias, los temas que más interés despierten en ellos.

  • dependencia

19

Sep, 2015

Ley de Dependencia

By: | Tags: , , , , , , , | Comments: 0

En el Boletín Oficial del Estado del 15 de diciembre de 2006 se publica la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia (LAAD), comúnmente conocida como Ley de Dependencia.

En términos generales, los pacientes que han sufrido o sufren una enfermedad, que no han conseguido su recuperación o que sufren secuelas de manera permanente pueden ser atendidos a través de lo dispuesto en la Ley de Dependencia.

dependencia

En esta ley se contemplan tres grados de dependencia:

  • Grado I de dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria (ABVD) al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitando para su autonomía personal. Puede ser Grado I, Nivel 1 y Grado I, Nivel 2.
  • Grado II de dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias ABVD dos o tres veces al día pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal. Puede ser Grado II, Nivel 1 y Grado II, nivel 2.
  • Grado III de gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias ABVD varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Puede ser Grado III, Nivel 1 y Grado III, nivel 2.

Existe un único baremo en todo el Estado español, que valora la capacidad e la persona para levar a cabo por si misma las ABVD, así como a necesidad de apoyo y supervisión para su realización por personas con discapacidad intelectual o con enfermedad mental. El reconocimiento del grado y nivel de dependencia se efectuará mediante resolución que tendrá validez en todo el territorio español y, que además, determinará los servicios o prestaciones que corresponden al solicitante.

En Andalucía, la presentación de la solicitud para el reconocimiento de la situación de dependencia e hará en los Servicios Sociales Comunitarios más próximos a su lugar de residencia, donde podrán ayudarle y orientarle a cumplimentar la solicitud.

La valoración se realizará en la residencia habitual de la persona (domicilio en que el resida la mayor parte del año). Además, dependiendo del grado de dependencia reconocido, podrá acceder a los siguientes servicios y prestaciones:

  • Servicio de Teleasistencia. Facilita asistencia a los beneficiarios mediante el uso de tecnologías de la comunicación y de la información, con apoyo de los medios personales necesarios, en respuesta inmediata ante situaciones de emergencia, o de inseguridad, soledad y aislamiento.
  • Servicio de Ayuda a Domicilio. Este servicio lo constituye el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria, son prestadas por entidades o empresas, acreditadas para esta función: 1) Servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar (limpieza, lavada, cocina u otros); Servicios relacionados con la atención personal, en la realización de las actividades de la vida diaria (vestirse, lavarse, etc.)
  • Centro de día/noche. Este servicio ofrece una atención integral durante el periodo diurno o nocturno de las personas en situación de dependencia, con el objetivo de mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía personal y apoyar a las familias o cuidadores. Esencialmente, cubre las necesidades de asesoramiento, prevención, rehabilitación, orientación para la promoción de la autonomía, habilitación o atención asistencial y personal.
  • Servicio de Atención Residencial. Este recurso ofrece servicios continuados de carácter personal y sanitario. Se presta en los centros residenciales habilitados al efecto según el tipo de dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise la persona.
  • Prestación económica vinculada al servicio. (Personal y periódica). Está sujeta al grado y nivel de dependencia y capacidad económica del beneficiario. Además está destinada a la cobertura de los gastos del servicio previsto en el Programa Individual de Atención (PIA) cuando no sea posible la atención por un servicio público o concertado de atención y cuidado.
  • Prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales. (Personal y periódica). Está sujeta al grado y nivel de dependencia y capacidad económica del beneficiario. Su finalidad es mantener al beneficiario en su domicilio atendido por cuidadores no profesionales, siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda.
  • Prestación económica de asistencia personal. Facilita la autonomía de la persona con gran dependencia, con independencia de su edad y contribuye a la contratación de un/a asistente personal que facilite al beneficiario una vida más autónoma, el acceso a la educación y a trabajo y el ejercicio de las ABVD.

Si les queda alguna duda, pueden consultan las preguntas más frecuentes preguntas más frecuentes que surgen en torno a esta ley.

Fuente:

Después de un ictus. Guía de manejo del ictus para pacientes y familiares. Consejería de Sanidad y PolíticaSocial de la Región de Murcia.

Atención a la Dependencia. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

Junta de Andalucía

Compártelo en...Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Leave a Reply